Definitivamente Dios Quiere

Que Tú Seas Prosperado En Todas Las Cosas

y Que Tengas Salud, Así Como Prospera Tu Alma. 3 Juan 1:2

¡Prosperar en todo puede ser una meta de todo cristiano!