¡Prosperar en todo puede ser una meta de todo cristiano! 3 Juan 1:2